Dar flexibilidad a los objetos impresos

La flexibilidad de los objetos impresos es un punto delicado que hoy se puede solucionar:
* trabajando sobre el diseño
* utilizando un material flexible después de ser extruido
Una tercera vía además uniría esas dos soluciones.
El trabajo sobre el diseño consiste en tomar en cuenta las características mecánicas del PLA y/o del ABS y en trabajarlo de manera a que la forma del objeto, a pesar de la rigidez originaria de esos dos plásticos, genere flexibilidad. Es el caso por ejemplo de los numerosos trabajos sobre el tema de las “mallas” constituidas por elementos pequeño unidos. Hay numerosos ejemplos en Thingiverse.
Otro caso es la famosa pulsera “Stretchy bracelet” impresa en PLA cuya forma le proporciona elasticidad sin que se rompa.

El trabajo sobre el material por otro lado es un trabajo a medio y largo plazo en curso. Pero ya aparecen el fruto de los primeros desarrollos. Con base a los materiales estables que son el ABS y el PLA, se desarrollan mezclas que unen nuevas características con adaptación al proceso de fusión y déposito del material. De la misma manera que en el caso de otros filamentos, existen siempre propuestas experimentales, particularmente interesantes desde este punto de vista, pero escasamente estables. En este sentido, el filamento flexible de Makerbot Industries es un punto de equilibrio particularmente interesante entre estabilidad, inmediata utilización y flexibilidad. Al contrario de otros filamentos flexibles que necesitan la adaptación del extrusor, este filamento es inmediatamente utilizable. La flexibilidad que procura a las impresiones por otro lado es notable.
Así se ve la misma pulsera impresa en filamento flexible.

Ya no hay duda: ¡se puedan realizar con impresoras 3D personales objetos flexibles!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *