Una casita de papel que se enciende cuando oscurece

2 LEDs, un sensor de luz, una resistencia, un conector, una pila, una plantilla de papel y lo más importante un boli de tinta conductiva. Eso es lo que descubrimos en el Glowing House Kit de Bare Conductive, es decir todos los componentes necesarios para realizar una lamparita de papel que se enciende cuando se apaga la luz.
Construir esa lamparita es una fantástica actividad para realizar con niños. En unas 2 horas, la casita estará lista y decorada.

Para empezar abrimos el kit. Tiene el material para construir dos casitas de papel. Sacamos por lo tanto el material para una casita: 2 LEDs, 1 resistencia, 1 thermistor, 1 sensor de luz, un conector de pila y 1 pila de 9V y el boli conductivo. Por otro lado sacamos la plantilla de la casita que se divide entre el cuerpo de la casa y el techo.

Una vez el kit abierto y el material apartado, se sacan las dos partes de la casa – cuerpo de la casa y techo – de la plantilla pre-cortada. De manera cómoda, los niños pueden entonces empezar a decorar su casita pintándola, coloreándola, etc. . Si se prefiere, lo pueden hacer al final, una vez la casita construida.

Luego, pasamos al circuito. Se saca la plantilla recortada del techo y se dispone aparte la chimenea. La chimenea es donde se colocará el sensor de luz. Se construye la chimenea y se coloca encima de la plantilla del techo. Se fija con un punto de pegamento.
Para realizar el circuito, basta con seguir el manual en el interior del embalaje del kit. Se debe colocar los componentes en el buen lugar como indicado en el esquema y fijarlos con la tinta conductiva.
Las recomendaciones para realizar correctamente este circuito son las siguientes:
* una vez el circuito acabado, se tiene que esperar unos minutos a que la tinta se seque para que conduzca correctamente. Se recomienda utilizar un secador de pelo para que se seque más rápido.
* Todos los componentes deben estar bien conectados gracias a la tinta conductiva. Si una de las patas de los componentes no conecta correctamente con el resto del circuito, el paso de la electricidad se interrumpirá y el circuito no funcionará.
* Un truco que proponemos es hacer un hueco con una aguja para fijar las patas de los componentes. Aunque estén en el exterior del techo, luego se pueden tapar con papel o con cualquier otra decoración. La ventaja es que los componentes están bien fijados y el circuito es más fuerte.
* Los LEDs tienen polaridad, es decir que tienen un polo + y un polo -: por lo tanto tendrás que respetar el sentido de colocación de cada LED según lo indicado en el esquema del embalaje del kit.
Una vez el circuito hecho y comprobado, se tiene que montar el cuerpo de la casa. Para ello se dobla según los recortes pre-hechos y se pega con los puntos de pegamentos incluidos en el kit. Se pueden reforzar con celo o pegamento. Se añade luego el techo. Una recomendación es colocar la pila en el suelo de la casita y no en el techo como lo indica la guía de montaje, de manera a que sea más cómodo colocar el techo. Para fijar el techo basta con insertar ligeramente los lados de la plantilla dentro del cuerpo de la casita y añadir unos puntos de pegamento. También se puede reforzar con celo.
Una vez colocado el techo, ¡nuestra casita está completa! Y ahora, ¡hay que probarla! Si lo hicimos bien, la casita se encenderá sólo en la oscuridad, cuando el sensor detecte que no haya luz y podrá servir de lamparita de noche ideal. A continuación, mira a lo que se parece nuestra casita 🙂

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *