Smart Citizen – Sensores ciudadanos

¿Una ciudad inteligente? Estándares y saberes

Poner sensores, generar informaciones, recoger datos, saber, ver, usar datos colectivos, acceder al conocimiento de lo colectivo sin tener que conocer cada persona y datos relacionados a cada ella. Ver, extrapolar, prever, ¿controlar? La producción, la gestión y el uso de los datos son tres condiciones críticas que ayudan a determinar el valor de un proyecto.
Las herramientas abiertas permiten apropiaciones para usos colectivos. Aparecieron primero en el mundo del software y se plasmaron en otros ámbitos y, entre otros, en el hardware. Más allá del resultado, las lógicas de producción basadas sobre el principio de reapropiación se han difundido. Las personas pueden diseñar sus propios conceptos, herramientas, resultados.
¿Una ciudad inteligente?
Empleado como argumento comercial de las ciudades modernas y en proceso de modernización, la ciudad inteligente está a menudo interpretada y soñada como la matriz o la tela de fondo invisible y desconocida que produce naturalmente mejoras en términos de servicios. Pero la ciudad inteligente puesta dentro del paradigma de lo abierto y de lo colectivo es otra cosa: un nuevo terreno para la reapropriación por parte de la ciudadanía.
Un ejemplo de este enfoque puede ser la contaminación urbana ¿Cuándo sabemos que una ciudad está contaminada? ¿Cuál es el umbral? ¿Cómo se define la normalidad o lo sano? La fabricación de estándar es fabricación de regla y de allí modelación de comportamientos colectivos. Algo cambia pues, cuando los productores de datos son los ciudadanos, aunque eso, sólo sea el primer paso y que otros procesos de validación, aceptación y reconocimiento deban de ser puestos en marcha.
Así, con la ayuda de varias tecnologías abiertas, la integración de una clara ya tradición del compartir y el objetivo de una perspectiva ciudadana, el proyecto Sensores ciudadanos imaginado por el Fablab Barcelona propone a todos acceder a kits de medida de la contaminación urbana, de compartir los datos para poder generar debates y cambio en la gestión local del aire.
El proyecto está actualmente publicado en la plataforma Goteo para su primera fase de financiación y constituye un primer paso a la constitución de una serie de herramientas de apropiación ciudadana, para que la ciudad inteligente lo sea por la inteligencia de las personas y su potencial transformador.
SmartCitizen.Me from Fab Lab Barcelona on Vimeo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *