La impresión 3d al servicio de descubrimientos arqueológicos

Uno de los principios de uso de la impresión 3D es sin duda la simulación. La simulación asistida por ordenador se ve prolongada por la concreción física. En este sentido, la impresión 3D es una herramienta particularmente útil. Entre diferentes campos de actividad, la arqueología es una ciencia que, debido al estado fragmentario de los elementos en los cuales se apoya para construir conocimiento, utiliza la simulación en 3D como un elemento de constitución de hipotésis y de verificación.
Así, nos explica Markus Bastir, investigador, científico titular, en el Museo de Ciencias Naturales (CSIC), cómo han utilizado la impresión 3D en el marco de la investigación sobre la nueva especie humana encontrada « Homo Naledi ».
A continuación publicamos el texto de Markus Bastir quién explica cómo su equipo utilizó la impresión 3D integrada en el nuevo “Laboratorio de Morfología Virtual”.
Homo naledi y el estudio de la evolución de los primeros homínidos en el Laboratorio de Morfología Virtual del MNCN: el uso de la impresora 3D.

Usamos la impresora 3D en el “Laboratorio de Morfología Virtual” del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC). He creado este laboratorio este año para la investigación y para dar servicio para la investigación. A través de la infraestructura del laboratorio participamos también en el proyecto “Rising Star” (el proyecto de excavación de los fósiles de H. naledi). Mi proyecto de investigación (MINECO) está enfocado hacia el estudio 3D de la forma y de la función del aparato respiratorio, en el que hemos desarrollado un método para medir estas estructuras complejas en 3D. Este método nos sirve también para la reconstrucción del tórax de H. naledi.
La impresora 3D puede convertir los resultados estadísticos en formas físicas pero la impresión 3D de objetos anatómicos por su compleja geometría es más difícil que la impresión de objetos cotidianos (y sobre todo euclidianos). Estudiantes del laboratorio [Daniel Garcia Martínez (PhD), Daniel Amigo Casado (grado), Alberto Riesco (grado)] trabajan en proyectos orientados a la mejora de la digitalización y la impresión 3D de estructuras orgánicas (bioprinting). Al imprimir los resultados de nuestros análisis y al manipularlos entendemos mejor los cambios evolutivos y así la impresora nos ayuda en comprender la evolución de la anatomía en nuestros antepasados fósiles.

Como seguimos siendo primates, tenemos una gran capacidad de procesar estímulos visuales y táctiles. Necesitamos ver y tocar para aprender sobre nuestro mundo alrededor, y con la impresora 3D lo hacemos mejor.
Markus Bastir
Científico titular
Museo Nacional de Ciencias Naturales CSIC
También se hizo un reportaje en la RTVE que se puede ver aquí http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/laboratorio-morfologia-vir…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *