Glace

Glace es un filamento de Smart Materials 3D que da mucho juego.
Resiste bien los impactos, es mecánicamente superior al PLA y el ABS, flexible y no hace warping. ¿Suena bien?

Si te sonaba bien este material, entonces te va a fascinar porque aún no hemos hablado de su mejor propiedad: su transparencia. Si después de imprimir le damos un tratamiento con alcohol (sí, sí, ¡simplemente con alcohol de botiquín!) tendremos un acabado completamente transparente, sin líneas de capa y verdaderamente bonito.

¡Atención!

Pese a que el alcohol no es un producto extremadamente peligroso su manipulación puede irritar la piel, los ojos y las mucosas, por lo que te recomendamos que te protejas antes de realizar los tratamientos. Usa guantes, gafas de protección y mascarilla. Además todo debe realizarse o estar siempre supervisado por un adulto.

Hay varias formas de realizar este tratamiento con alcohol, podemos aplicarlo con una brocha o un pincel, en este caso hay que ser cuidadosos, al aplicar el alcohol la pieza se reblandece (tranquilos/as, recupera su dureza original al secarse) y si no tenemos cuidado la podemos deformar.

También podemos simplemente sumergir la pieza en alcohol, este método es el más rápido, pero requiere supervisión, si dejáis la pieza en alcohol demasiado tiempo empezará a dañarse.

Por último, el método más lento pero también el que deja un acabado mejor es usar los vapores del alcohol. Para ello usa un recipiente hermético (un tupper de comida va perfecto) empapa papel de cocina o similar en alcohol y mételo junto con la pieza sin que se toque. Cierra el recipiente y espera a que los vapores hagan su magia. Cuanto más pequeño sea el recipiente más concentrados estarán los vapores y por lo tanto más rápido será el proceso.

En este video se detalla mejor el proceso de atacado por alcohol:

Hay que tener en cuenta que el atacado solamente afectará a las capas con las que entre directamente en contacto, es decir, si nuestra pieza tiene relleno este no se verá afectado por el alcohol y no se hará transparente. Esto nos permite jugar con el grosor para conseguir zonas con mayor o menos transparencia.

En conjunto todas las propiedades de Glace lo convierten en un material muy llamativo que nos abre muchas posibilidades para todos aquellos diseños que requieran resistencia, mecanizado y transparencia. ¿os imagináis las posibilidades que ofrece si añadimos luz? nosotros sí, ¡pero eso será en el próximo post!