La impresión 3D que proponemos está basada en una técnica aditiva que funciona por extrusión de filamento de plástico. El filamento, cargado en el cabezal de la impresora, se calienta hasta fundirse y se deposita en la plataforma en puntos definidos siguiendo las coordenadas X, Y y Z de un modelo 3D convenientemente seccionado por el software de la impresora.

Así, la impresora deposita capa tras otra construyendo progresivamente el objeto. Pulsa aquí para ver este proceso en un vídeo.

Distribuimos cuatro modelos de impresoras 3D, dos de la marca Makerbot Industries, uno de la marca BQ y uno del proyecto Reprap, y proporcionamos servicios de soporte y mantenimiento para los modelos de Makebort Industries y de BQ. Para tener información detallada de cada modelo, entra en sus respectivas fichas en nuestra tienda online: Replicator - Quinta generación, Replicator 2 y Replicator 2X de Makerbot Industries, WITbox de BQ y el modelo Prusa i3 del proyecto Reprap.

El ABS es un plástico muy común y muy resistente ideal para la impresión de piezas mecánicas. Se puede lijar con una lija de madera y pulir aplicándo ligeramente un trapo con acetona. Se puede también taladrar o pintar. De una manera general, el ABS reacciona correctamente a los tratamientos de post-producción. Sin embargo, es un plástico sensible a los cambios de temperatura y el tiempo de aprendizaje para alcanzar impresiones perfectas puede ser un poco más largo. La temperatura del extrusor debe de ser de unos 230 grados y la de la plataforma donde se deposita el plástico fundido, alrededor de 120 grados.

Entra aquí para acceder a una galería de imágenes de objetos impresos en ABS.

El PLA es un plástico biodegradable ideal para las piezas huecas con paredes finas. Sin embargo, el PLA es más frágil que el ABS. Es también más dificil de post-producir ya que no se puede taladrar. Pero es un plástico más estable y más fácil de imprimir. Por último, la plataforma debe de ser fría por lo que el proceso de impresión es más rápido.

Entra aquí para acceder a una galería de imágenes de objetos impresos en PLA.

Replicator Z18 Replicator Replicator Mini Replicator 2 Replicator 2X WITbox Reprap Prusa i3
Material de impresión PLA, Filamento flexible PLA, Filamento flexible PLA, Filamento flexible PLA, Filamento flexible PVA ABS, Filamento soluble PLA ABS, PLA, PVA, Nylon...
Cabezal Único Único Único Único Doble Único Único, pero se puede añadir un segundo
Superficie de impresión (cm) 30,5 x 30,5 x 45,7 cm 25,2 x 19,9 x 15,0 10 x 10 x 12,5 28,5 x 15,3 x 15,5 24,6 x 15,2 x 15,5 29,7 x 21 x 20 20 x 20 x 20
Resolución máxima 100 micras 100 micras 200 micras 100 micras 100 micras 100 micras 100 micras
Chásis ABS reforzado con polvo de acero y material compuesto de aluminio ABS reforzado con polvo de acero ABS reforzado con polvo de acero Madera y acero Madera y acero Acero Metacrilato o aluminio
Software Makerbot Desktop Makerbot Desktop Makerbot Desktop Makerbot Desktop Varios (recomendado: Repetier y Slic3r o Cura) Varios (recomendado: Repetier)

El doble cabezal se utiliza principalmente en dos casos:

- Impresión en dos colores: se inserta un filamento de plástico de color en cada cabezal para imprimir una pieza de doble color.

- Utilización de material de soporte soluble: un cabezal se carga con el filamento de plástico de impresión (ABS) y otro cabezal se carga con el material de soporte soluble. Una vez la impresión terminada, la impresión se sumerge en limoneno y el material de soporte se deshace sin dejar huellas.

Lo ideal es que la pieza se pueda auto soportar, es decir que todos sus puntos se apoyen en la plataforma o en otros puntos previamente impresos. Como ejemplo, una pirámide inversa no podría imprimirse.

El software de control de la impresora es capaz de generar automática estructuras de soporte con las que solventar esta limitación. En ciertos casos esta opción permite imprimir zonas de los objetos que no cumplen la regla anterior. Los mejores resultados, sin embargo, se consiguen con diseños que se adapten a las posibilidades mecánicas de la impresora, sin recurrir al material de soporte.

La mayoría de las aplicaciones de diseño o de modelado en 3D ofrecen la opción de exportar al formato STL (.stl). Este es el formato requerido por la impresora para poder transformar el modelo en objeto. Por ejemplo, Autocad, Katia, Google Sketchup, Blender, Rhino, Openscad, entre otros, lo permiten. Si la opción no es nativa, lo más probable es que que alguien ya haya hecho un plugin :-).

El formato .stl es un formato estándar utilizado por todas las impresoras personales.

Hacemos pedidos en contínuo por lo que el tiempo máximo que podrías esperar son tres semanas. Este plazo se puede extender cuando se trata de nuevos modelos.

Para reservar tu impresora en el próximo pedido, te proponemos pre-pagarla. El pre-pago te asegura que el siguiente pedido cuenta con una impresora reservada para ti. Si no lo haces y hay otras personas que lo han hecho, puede que te quedes sin impresora. Nos ha ocurrido que, al actualizar el stock de nuestra tienda online tras la llegada de un pedido, ¡las impresoras 3D estén de nuevo agotadas!

Damos talleres de operador en Madrid cada mes. También nos podemos desplazar donde estés. Para más información sobre el taller de operador, consulta en nuestra sección de talleres.