Estuvimos de visita en el London 3D Printshow

El London 3D Printshow es uno evento de impresión 3D abierto tanto a los profesionales como al gran público con un espacio dedicado a las aplicaciones creativas de la impresión 3D.
Se celebró hace dos semanas y estuvimos de visita descubriendo propuestas nuevas y proyectos que sólo conocíamos a través de artículos. También vimos a algunos de nuestros amigos y colaboradores.
Entre las numerosas impresoras 3D expuestas, descubrimos con asombro la BigRep. Esta impresora de la cual se ha hablado bastante ¡imprime! Con un volumen de impresión verdaderamente imponente, es capaz de imprimir piezas enteras como muebles con un acabado aceptable, debido al espesor de capa que tiene que utilizar para que la impresión ¡no se haga eterna! La BigRep es particularmente curiosa porque es verdaderamente una Reprap escalada, con todas sus características más clásicas. Utiliza filamentos y existe una versión para PLA y otra para ABS con cama calefactada. Lo que más nos llamó la atención fueron ¡las bobinas! Unas bobinas gigantes de filamento de diámetro de 5mm.

Otra máquina que nos gustó mucho fue la bonita y poética impresora Threedy diseñada para usos educativos y que parece ser una jaula abierta para pájaros colorados.

Entre los numerosos stands, nos encontramos con marcas conocidas y entre otros, con colaboradores como Makerbot o como Colorfabb quien exponía una serie de ánforas de color impresas con un nuevo pellet llamado justamente “Amphora”, base del filamento XT. Este filamento que ahora existe también de color tiene la ambición de reemplazar el ABS, ya que es muy resistente y probablemente más sano. Tiene incluso un certificado de “Food contact approved”.
Alejándose de los stands de impresoras, servicios de impresión y accesorios, nos encontramos en la primera planta donde se alojaban las charlas y una exposición de diseños impresos sobre todo vinculados con la moda. Nos parecieron particularmente impresionantes los zapatos diseñados por Francis Bitonti y particularmente ingenioso el uso de lo material y del relieve en las prendas de Pringle of Scotland & Richard Beckett. Aunque esas piezas se imprimieron con impresoras industriales, no hay duda de que se podrían hacer con impresoras más accesibles.

Por último, asistimos a unas conferencias y mesas redondas. Tuvimos la suerte de escuchar la conversación entre cuatro jóvenes arquitectos/diseñadores/inventores que trataron de una manera equilibrada e inteligente los posibles de la impresión 3D y sus aplicaciones en el campo de la arquitectura. Sus perspectivas aplicadas a través de trabajos experimentales y vanguardistas hacían de la impresión 3D una herramienta más a la disposición del creador, no tanto para reproducir lo que ya existe, lo que ya se puede hacer, sino como motor de cambio formal. Esos tipos de cambios tardan tiempo y apenas vislumbramos lo que modelará este movimiento de apropriación tecnológica y del hacer. Sería sin duda un error limitarnos a lo previsible, un error concreto y a la vez conceptual, porque si algo aprendemos, es que siempre los augurios son particularmente pertinentes para equivocarse ya que sólo nos acordamos de los escasos que no se equivocaron 🙂
Al salir del 3D Printshow pensamos que muchos experimentos y desafíos nos están propuestos y es una delicia pensar que este mundo de creación apenas se está abriendo y que todos podemos participar en ello 🙂

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *