Barcos de época en miniatura – ¿Qué hacer con su impresora 3D?

Las máquinas de impresión 3D, sea cual sea la técnica que emplean, son antes de nada, máquinas de prototipado rápido. Para la producción, son excelentes para tiradas limitadas, producción bajo demanda, o producciones muy especiales. En el caso que vamos a contar, bien podría ser que las tres condiciones se junten.
Esa historia es la de Alfredo Comps. Barrage Miniatures, la empresa de Alfredo, realiza reproducciones a escala de elementos de época como barcos, edificios, vehículos de periodos desde la Edad Media hasta la guerra de Vietnam, de diferentes zonas del mundo. Los apasionados de reconstituciones históricas, de batallas, o los aficionados a los juegos de guerra emplean esos modelos para revivir y reconstituir lo más fielmente posible los escenarios de las grandes batallas o escenas históricas que les interesan.
 
Y desde hace poco, para realizar su línea de línea de barcos, Alfredo utiliza su impresora 3D Replicator 2. Con esta impresora y un filamento de PLA de buena calidad, consigue imprimir a la resolución de 0,1mm de espesor de capa, con lo que las capas no se pueden distinguir, unas piezas con detalles a una escala de 1:56 de los barcos reales.

Así que no hay ninguna duda de que se pueda utilizar la impresión 3D para realizaciones precisas y profesionales. Diciendo eso, no hay que obviar el trabajo de Alfredo sobre los ajustes de su máquina, las investigaciones que hizo sobre los mejores parámetros de impresión y sobre los materiales. Además, por su experiencia en la producción manual de las piezas y sus conocimientos en post-producción, consigue dar, después de enmasillar, pulir y pintar sus piezas un acabado que no permite percibir que fueron impresas, dando pie a un acabado perfecto y muy profesional.
La impresión 3D, como cualquier campo técnico, no es mágica y requiere competencias, pero a la vez sus aplicaciones reales, prácticas y ya integradas en nuestro entorno inmediato son potentes y ciertas. Eso sí, hay que ponerse 🙂

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *